Volver

¿Por qué las personas mayores duermen mal?

Aunque las personas mayores suelen tener más problemas para dormir, necesitan descansar la misma cantidad de horas diarias que los adultos jóvenes. A continuación, explicamos por qué las personas mayores duermen peor y qué medidas pueden adoptar para mejorar su descanso.

El sueño en las personas mayores

Los patrones del sueño cambian a medida que envejecemos. Con la edad, se producen cambios en los ritmos circadianos que regulan las distintas funciones corporales, como el sueño; por eso, las personas mayores suelen acostarse más temprano y levantarse más pronto también a la mañana siguiente.

La mayoría de los mayores tiene problemas para dormir. Suelen despertarse a menudo a lo largo de la noche (entre 3 y 4 veces) y acostumbran a tener dificultades para quedarse dormidas. La cantidad de horas de sueño diarias se mantiene o disminuye ligeramente respecto a los adultos jóvenes (6,5h – 7h) y, en general, el sueño es menos profundo y tiene más interrupciones que en adultos más jóvenes.

La falta de sueño puede provocar que, al día siguiente, la persona se sienta irritable o deprimida, tenga mucho sueño durante el día, le cueste recordar o tenga más riesgo de sufrir una caída o un accidente.

¿Por qué duermen peor las personas mayores?

El sueño consta de varias etapas que se alternan, dando lugar al ciclo del sueño. Las personas mayores se despiertan más a menudo porque pasan menos tiempo en las etapas de sueño profundo. La necesidad de levantarse para orinar, la ansiedad y el dolor causado por algunas enfermedades también favorecen la interrupción del sueño.

Otros factores que contribuyen a la dificultad para dormir en personas de la tercera edad son:

  • Malos hábitos del sueño No mantener un horario fijo para levantarse y acostarse cada día, pasar mucho tiempo despierto en la cama o dormir pequeñas siestas durante el día pueden alterar la capacidad para dormir.
  • Enfermedades Las enfermedades crónicas son habituales en las personas mayores. Algunas de ellas pueden alterar el sueño, dificultando el inicio del mismo provocando que la persona se despierte a menudo durante la noche. La enfermedad de Alzheimer, la artritis y la insuficiencia cardiaca, son ejemplos de enfermedades que pueden alterar la cantidad y calidad del sueño.
  • Medicamentos Las personas mayores suelen consumir más medicamentos que las jóvenes. Algunos de estos medicamentos pueden dificultar la conciliación o el mantenimiento del sueño durante la noche.
  • Trastornos del sueño El insomnio es un trastorno muy común en personas mayores, pero existen otros problemas del sueño habituales en personas de edad avanzada, como el síndrome de las piernas inquietas o la apnea del sueño.

Consejos para dormir mejor

A pesar de todos los factores que contribuyen a que las personas mayores tengan un peor descanso que las jóvenes, existen varias recomendaciones que pueden ayudar dormir mejor. Algunas de ellas son:

  • Mantener un horario de sueño, con una hora fija para acostarse y levantarse todos los días, incluso los fines de semana.
  • Procurar no dormir siestas al final de la tarde.
  • Crear una rutina relajante antes de acostarse: leer, escuchar música suave, darse un baño caliente, etc.
  • Intentar que la habitación esté a oscuras, tenga una temperatura agradable y sea silenciosa.
  • Procurar que el colchón y la almohada sean cómodos.
  • Hacer ejercicio físico de forma regular, pero evitando que sea durante las 3 horas antes de ir a dormir.
  • Evitar las cenas copiosas.
  • Beber menos durante la noche para evitar despertarse para ir al baño.
  • Evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco.

Por otra parte, también existen medicamentos que pueden ayudar a combatir los síntomas del insomnio ocasional. Sin embargo, antes de tomarlos, es importante consultar con el médico o el farmacéutico, informándoles de la presencia de enfermedades y la toma de otros medicamentos.

Te invitamos a realizar el test del sueño que tenemos disponible aquí para saber qué clase de dormilón eres. Sólo por completarlo, recibirás una GUÍA PRÁCTICA en la que te desvelaremos los mejores lugares, consejos y técnicas para relajarte en tu día a día.

Fuentes

1. Cambios en el sueño por el envejecimiento: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. [acceso: 21 de febrero de 2020]. Disponible aquí

2. Sleep and Aging: Causes of Sleep Problems [Internet]. Cleveland Clinic. [acceso: 21 de febrero de 2020]. Disponible aquí

3. Aging & Sleep Information - National Sleep Foundation [Internet]. [acceso: 21 de febrero de 2020]. Disponible aquí

4. Dormir bien [Internet]. National Institute on Aging. [acceso: 27 de febrero de 2020]. Disponible aquí